11 oct. 2009

Seguimos...


Si seguimos por aquí, aunque cada vez escribimos con menos asiduidad y me pregunto cual es la razón. Intento convencerme de que mi pequeño niño cielo me tiene absorbidas todas las energías, aunque hay días que es así, la verdad es que siempre intento sacar un ratito para mi. En ese rato en el que el ya esta acostado procuro asomarme a vuestros blog y participar de algunos foros. Pero no tengo ganas de escribir, esa es la verdad, este espacio nació para contar una historia que es la espera de nuestra/o deseada/o segunda/o hija/o y la verdad es que deseaba que fuera una espera llena de ilusión. Pero últimamente las noticias no son alentadoras para las familias que esperan, todo parece ir muuuuuuuuuyyyyyyyy lento y vamos de sobresalto en sobresalto. Yo que esperaba estar curada de alguna de estas cosas me sorprendo viendo que esta siendo más duro que la primera vez. Cuando iniciamos la adopción estábamos preparados para algunas cosas y para otras nos fuimos preparando pero para la desinformación uno nunca esta preparado. Después de conseguir firmar con la ECAI, esto de pasarte, antes un año ahora dos o mas, sin saber que ocurre es sorprendente. Cuanto más quieres informarte más informaciones contradictorias recibes y tu cabeza parece una olla a presión intentado cocinarlo todo para ver si consigues entender algo que parece estar totalmente fuera de tu alcance. Todo ello aliñado con un torbellino de emociones que hace muy difícil por no decir imposible poner algo de objetividad al tema, así andamos todos los que adoptamos en Etiopía estos días un poco alucinados y un mucho acongojados. ¿Que pasara?, si es que esta pasando algo. No lo sabemos por ello es mejor que nos tranquilicemos, si es posible, y cada familia nos centremos en nuestro proceso. Nosotros ahora mismo seguimos intentando asimilar que es muy probable que no conozcamos a nuestra Semay hasta el 2011, y por tanto estamos recomponiendo nuestro sueño y esperanzas que se han visto un poco trastocadas por la realidad de que la espera para una asignación esta en al menos dos años.

Pero sigo intentando ser muy positiva ya que nosotros tenemos la suerte de tener ya aquí a nuestro pequeño niño cielo que el pasado domingo cumplió dos años, y tuvo una gran celebración con toda su familia y una tarta grande y azul como quería. Además de muchísimos regalos todos relacionados con la fase que como ya sabéis venimos padeciendo de pon unas ruedas en tu vida. También hemos tenido que renovar el armario pantalones, camisetas, calcetines, pijamas, bodies, zapatos, en este verano mi niño ha pegado un estirón de más de seis centímetros y nada le valía. Y por ultimo como novedad hemos comenzado las clases de natación, que tras un mes parecen transcurrir de forma adecuada, por lo menos ya entramos y salimos de la clase sin llorar. Asi que termino como empece el post seguimos por aqui.